GITANOS PARA CRISTO
BIENVENIDO AL FORO GITANOS PARA CRISTO
REGISTRATE PARA VER EL FORO Y TODO SU CONTENIDO
DIOS TE BENDIGA



 
ÍndicePortalCalendarioGaleríaFAQBuscarGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
RADIO INTERCESORA LIBERANDO CAUTIVOS
Últimos temas
» PEDRO EL HERMANO DEL CIGALA,4 alabanzas de mucha gloria
Sáb Nov 01, 2014 12:20 pm por nikoracer

» cd hermano potito gloria a dios (resubido)
Sáb Nov 01, 2014 12:15 pm por nikoracer

» ALGEL COMO UNA GOTA DE AGUA CD ENTERO
Sáb Nov 01, 2014 12:14 pm por nikoracer

» cd nuevo de la hermana enma
Dom Sep 14, 2014 8:59 pm por lolopaiporta

» HERMANO MIGUEL HERMANO DE PARRITA
Sáb Sep 13, 2014 1:09 am por latiguillo

» CD-Ramon Diaz-Viene el Mesias(descarga directa)
Sáb Sep 06, 2014 7:37 pm por TITI4

» Evangelio de Mateo: pelicula en descarga directa
Mar Ago 19, 2014 12:20 pm por nathantem1

» cd de tabita dorkas (por no tenerte)
Dom Ago 03, 2014 5:39 pm por nikoracer

» DISCOGRAFIA DEL HNO RAYO
Dom Ago 03, 2014 5:26 pm por nikoracer

» CD HERMANO RAYO DE TAL PALO TAL ASTILLA
Dom Ago 03, 2014 5:25 pm por nikoracer

» EDUARDO MAYA-FUE POR TI
Lun Jul 14, 2014 2:08 pm por jimenez

» cd de la hna devora culto portugues
Lun Jul 14, 2014 1:53 pm por jimenez

Mejores posteadores
charlye43 (607)
 
ANYELS (533)
 
salvador (378)
 
flordedios (373)
 
tete (278)
 
JESUS DE SEVILLA (260)
 
lospirro (258)
 
pastor lleida (226)
 
ELHUNGARO (189)
 
hermana shekinah (126)
 
ºGITANOS PARA CRISTOº

WEBS AMIGAS
Pinxa en la imágen
FILEBOX
BENDICION DIARIA
Comparte | 
 

 Como se interpreta la biblia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
charlye43



Masculino Mensajes: 607
Fecha de inscripción: 31/01/2010

MensajeTema: Como se interpreta la biblia   Mar Abr 27, 2010 12:32 pm

Cómo podemos sacar el mayor provecho a la Biblia expongo una guía para entender mejor la Biblia la que fue escrita por personas muy diferentes, en tiempos muy distintos. Y, como es natural, cada autor escribió a su modo, según la problemática y la cultura de su época.
Por ello, para entender el mensaje que la Biblia o cualquier escrito pretenden comunicar, es necesario conocer no sólo las circunstancias históricas dentro de las cuales escribía cada autor, sino el género literario en que se inscribe cada obra literaria.
No es lo mismo leer un libro de poesía, que uno de historia o una novela; una obra de teatro, una carta o un libro de leyes. Ante cada uno asumimos una actitud diferente.
De hecho, sería un grave error leer una novela tomándola al pie de la letra, como si fuese una historia real; y tomaríamos por “loco” al que quisiera considerar como leyes civiles los entusiasmos de un poema de amor. Pues bien, ese error lo cometemos cuando leemos la Biblia como si todo su contenido estuviera escrito en la misma clase de género literario.
Los géneros literarios son las formas en que suele expresarse un autor al escribir, según sea la intención que él busca con lo que escribe.
Todos usamos géneros literarios cuando escribimos. Así, el enamorado le escribe a su amada de una forma muy distinta a como un periodista redacta cierta información, o a cómo un médico escribe una receta. Estaría mal quien interpretases todos esos lenguajes de la misma forma.
En la literatura los resultados son radicalmente distintos según se desarrolle un tema poesía, teatro, novela, fábula o historia. Cada una de estas formas o géneros literarios tiene sus propias normas, que no se pueden aplicar a cualquier tema. Tiene que haber una correspondencia entre el tema y la forma. Un relato criminal, por ejemplo, encaja bien en la forma narrativa de una novela, pero no en la forma de una poesía romántica.
Cada forma literaria tiene su modo especial de presentar la realidad. Por ello el lector aborda los libros con distinta atención, según la forma literaria en la que están escritos. Una novela romántica se lee con una expectación distinta a como se lee un libro de historia, porque cada forma de lenguaje aborda, a su modo, la realidad.
Por ejemplo, nadie espera que los personajes de la novela hayan vivido realmente; y si se trata de una novela histórica, no se espera que los personajes hayan dicho y hecho en la realidad cuanto dicen y hacen en la novela. Unas y otras son formas literarias de captar y expresar la realidad, cada cual a su modo. Los géneros literarios
De nuevo, todo lo dicho anterior me vale, como es natural, para la Biblia, como para cualquier obra escrita. La dificultad está en que, como la Biblia se escribió durante mucho tiempo y hace siglos; y desde entonces las circunstancias y las formas de lenguaje han cambiado tanto que a veces nos resultan poco familiares.
En la historia de la Iglesia ha habido enormes confusiones, y se han suscitado amargas discusiones por el mero hecho de no haber entendido la intención de ciertos géneros y formas literarias expresadas en la Biblia.
Por ejemplo se tomaron como “noticias históricas” textos bíblicos que pretendían simplemente comunicar un mensaje; o se tomaron como leyes, textos del Nuevo Testamento que no eran más que exhortaciones.
Los estudiosos y eruditos de la Biblia han encontrado en ella una gran gama de géneros y formas literarios.
Pero en los siglos pasados sólo se hablaba de tres géneros literarios: los libros históricos, los proféticos y los didácticos. Esta manera de dividir el contenido de la Biblia hizo que Tobías (apócrifo) fuera incluido en los libros históricos, Jonás en los proféticos y Salmos en los didácticos.
Y lo que es peor, los llamados libros históricos acapararon la atención de tal manera que toda la Biblia muchas veces fue aprisionada y reducida a “historia sagrada”. Pero en realidad cada libro de la Biblia tiene su propio género literario.
La exégesis moderna distingue en la Biblia el relato histórico, la saga, el mito, el cuento, la fábula, el sermón, la exhortación, la confesión de fe, la narración didáctica, la parábola, la hiperbole, la sentencia profética, jurídica o sapiencial, el refrán, el discurso, la oración, el canto, y el listado podría alargarse aun más.
En la Biblia, como en todo escrito, se habla a veces en lenguaje figurado. Dice, por ejemplo, que la luna se avergüenza y que las estrellas se alegran; que Dios duerme y se levanta; que cubre al fiel con sus alas… Pero sería equivocado entenderlo como se lee o imaginarse que el cielo tiene puertas con el Apóstol Pedro de portero porque el Señor dijo que le daba las llaves de su Reino.
Hay también figuras literarios, que no deben tomarse al pie de la letra, como la paradoja aquella de que “el que no aborrece a su padre y a su madre, no es digno de mi” (Lucas: 14:26).
En fin, no se pretende aquí proporcionar un listado, ni una definición, de todos los géneros literarios presentes en la Biblia, solamente algunos ejemplos, muy breves, de modo vivencial, con el propósito de intuir la importancia ubicar cada libro de la Biblia en su contexto adecuado y quedarse, quizás, con el deseo de seguir estudiando el tema.
Tomemos como ejemplo el libro de Jonás. Se trata de un escrito instructivo a partir de una narración muy concreta. Su punto culminante no es la escena del pez, sino el diálogo entre Dios y Jonás al final de la narración.
El libro de Jonás es un escrito histórico. Y también entendiéndola como una “narración didáctica” se puede penetrar en la profundidad del libro de Jonás: enseñar que Dios es muy distinto a nosotros y que su misericordia está muy por encima de lo que podemos imaginar.
Narraciones didácticas son también los libros de Job y de Rut.
Fijémonos como ejemplo de saga en la maravillosa narración del sacrificio de Isaac (Génesis 22: 1-19). A diferencia de otros libros, esta narración pretende ofrecernos “historia”, aunque de un modo especial.
La historia del sacrificio de Isaac era muy antigua, transmitida por mucho tiempo de boca en boca. Pero no es una historia en el sentido moderno de la palabra. Presenta una parte de la historia de Israel a través de un fragmento de la historia de Abrahán, centrando la atención precisamente en su relación con Dios: se trata de experiencias de fe, patentes únicamente a los ojos del creyente, y vividas a través de los siglos.
El prendimiento de Jesús que narra Marcos (14: 43-52) contiene una serie de detalles históricos todo el hecho en sí es histórico. Sin embargo, el relato trasciende la mera información o noticia, porque trata de interpretar el acontecimiento a la luz de la fe.
Se ve el esmero con que se ha trabajado el texto, y la enorme distancia que hay entre un texto así y la seca enumeración sucesiva de unos hechos sin más conexión que la cronología.
Este texto es más que un informe. Es una narración histórica, que interpreta los acontecimientos, da sentido a hechos particulares y los alumbra con una luz interior, sin reparos en poner en boca de Jesús palabras que sirven para dar la explicación espiritual del suceso.
Esta ordenación de los hechos y la simultánea interpretación de los mismos caracterizan a toda la historia de la Pasión, y más aún, constituye una dimensión esencial de la mayoría de las narraciones evangélicas.
Jamás vemos en los Evangelios un informe escueto, que reproduzca sólo la materialidad externa de los hechos, renunciando a toda interpretación. Sólo el conocimiento exacto de los hechos, como en una filmación, no nos hubiera descubierto la verdad más profunda del por qué de la vida y la muerte de Jesús.
Quisiéramos saber cantidad de detalles de la vida de Jesús, pero con frecuencia no nos interesa la interpretación teológica de su vida, que es lo que buscan los Evangelios.
Las narraciones históricas de la Biblia buscan descubrir el fondo de la historia, considerando los hechos desde la experiencia de la fe. Parten de hechos reales, pero no se contentan con reflejar sólo su imagen externa. Los discursos del Cuarto Evangelio.
Ciertamente en los tres Evangelios más antiguos nos hallamos más cerca del Jesús histórico, que en el cuarto Evangelio. El discurso de Revelación, como los del Evangelio de Juan, es un género literario que nunca utilizó el Jesús histórico.
Ante estas conclusiones hay que preguntarse: ¿Consistirá la verdad sólo en la descripción exacta de los hechos externos, o hay otras formas distintas de verdad? ¿Bastaría un discurso registrado en grabadora al pie de la letra para conocer quién fue Jesús y lo que quiso? Qué refleja más profundamente la realidad, ¿una fotografía o un cuadro pintado por un gran artista?
Con este escrito no pretendo examinar al detalle todos los géneros y formas literarias de la Biblia. Sólo interesaba hacer notar su existencia y la importancia que tiene su conocimiento para un menor entendimiento de cada pasaje bíblico.
Esto no quiere decir que tenga uno que ser especialista en exégesis para entender la Biblia. Pero sí hay que insistir en que la Biblia no puede interpretarse como a cada uno se le antoje, pues en ese caso muchas veces le hacemos decir lo que de ninguna manera dice ni quiere decir.
Además siempre será necesaria la lectura de otros libros y diccionarios que nos enseñen a profundizar en el mensaje bíblico.
Pero no basta el estudio. Ante todo es necesaria la fe. Y es imposible entender la Biblia si no se tiene la intención de ponerla en práctica, viendo siempre en ella la luz y la presencia de Dios.
¡¡¡¡Maranata Cristo viene!!!!Amén.
Volver arriba Ir abajo
 

Como se interpreta la biblia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» tuto como seleccionar materias
» ¿Como sera el rol del abogado en esta nueva moratoria?
» Cómo podemos promover la captación de fondos para la investigación en Sarcomas
» Apuntes Completos en PDF del PIVUL Tema 1 y 2
» ¿Quién tendrá derecho a la Sanidad con la nueva reforma sanitaria?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
GITANOS PARA CRISTO :: -